¿Cómo alquilar una casa de vacaciones en Siena? En NOVASOL contamos con el hogar perfecto para que disfrutes de la ciudad medieval italiana por excelencia junto a tu familia y mascotas de tu alquiler vacacional en Siena.

Nuestra gran variedad de ofertas te permitirá encontrar la opción que más se adapte a tus necesidades para que te sientas como en casa mientras disfrutas de unas vacaciones de ensueño en el corazón de la Toscana.

Siena, el corazón de la Toscana

Siena es conocida como la ciudad de las mil facetas, pues la cultura, la gastronomía y el saber conviven en esta pequeña villa en la que el tiempo parece haberse detenido en el siglo XIII.

Casa de vacaciones en Siena La belleza de su centro histórico, repleto de palacios, torres y plazas de suelos empedrados no pasa desapercibida y es por lo que en 1995 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Qué hacer en tu casa de vacaciones en Siena

¿No sabes dónde ir de vacaciones en Italia? Tu casa de vacaciones en Siena te permitirá disfrutar de la ciudad ideal para el turismo familiar. Tendrás la oportunidad de conocer el territorio a través de recorridos a pie, un plan perfecto para niños y mascotas. También los hay en bicicleta o a caballo.

Mientras paseas podrás ir descubriendo la artesanía local y los monumentos que adornan las calles. Destacan las rutas de senderismo por los campos y bosques de Crete, situados a las afueras e ideales para disfrutar con los tuyos.

Por qué visitar el Palio de Siena

Si tienes la oportunidad, no dudes en reservar tu casa de vacaciones en Siena durante el Palio. Dos veces al año, el 2 de julio y 16 de agosto, se celebra una de las carreras más antiguas del mundo. En esta tradición de origen medieval, diez de los diecisiete barrios que forman la ciudad se retan en una impresionante carrera de caballos.

Este espectáculo conquistará a los pequeños de la casa y además te hará disfrutar del espíritu de la ciudad, más viva que nunca.

Qué ver en la Plaza del Campo

Reconocida como una de las más bellas y grandes de Europa. Esta plaza peatonal es la principal del centro histórico. Famosa en todo el mundo por su forma de abanico, atrae a millones de turistas cada año, especialmente durante la celebración del Palio.

En ella podemos encontrar la Fuente Gaia y el Palacio Público, que alberga el Museo Comunal de Siena.

Palacio Comunal de Siena

Este edificio de estilo gótico es la construcción más importante que visitar junto a la catedral. Es uno de los ayuntamientos más antiguos de Europa, construido con piedra y ladrillo durante el siglo XIV y conocido por su altísimo campanario, la Torre Mangia.

Torre Mangia

Se trata del símbolo más famoso de Siena. Esta torre de ladrillo de 88 metros de altura construida a partir de 1338 te ofrecerá las mejores vistas de la ciudad una vez superes los 400 escalones que hay que subir para llegar a la cima. Una vez logrado, pondrá a tus pies la Plaza del Campo y todo el entramado de calles medievales.

Catedral de Siena

Si reservas tu casa de vacaciones en Siena, es indispensable pasar a conocer la catedral, templo del siglo XIII dedicado a la Asunción de la Virgen. Este claro ejemplo de gótico toscano fue llevado a cabo por Giovanni Pisano sobre los cimientos de un templo anterior.

Destaca su fachada, que acompañada por mosaicos de estilo veneciano, la convierten en una de las más bellas.

Montañas Metalíferas y Valle del Orcia

A pesar de que el centro histórico sea el mayor atractivo de esta encantadora región, no debes olvidar que Siena es una provincia extendida a través de colinas, por lo que sus afueras, repletas de campos de cereales, viñedos, y olivares, son el lugar perfecto para conocer los paisajes de la Toscana y disfrutar de la naturaleza junto a los niños y animales de compañía. Las comarcas de Colinas Metalíferas y el Valle del Orcia son visitas imprescindibles.

Gastronomía italiana

Vacaciones en Siena Con tu casa de vacaciones en Siena podrás descubrir su cocina, una de las más admiradas de Italia. La gastronomía es uno de los puntos fuertes de la ciudad. Comer en una de las plazas y terrazas del centro es una parada obligatoria. En la Plaza del Campo encontrarás los mejores bares y restaurantes para probar las tradicionales recetas.

No dudes en probar la cinta senese, un delicioso jabalí asado, o la ribollita, sopa de alubias y hortalizas servida sobre pan tostado. Acompaña estos platos con un buen vino, pues la región presume de ser una de las mejores productoras de la bebida.

Para los más pequeños, el plato ideal son los pici: espaguetis de gran tamaño hechos a mano.

Si quieres probar todos estos sabores y aromas no lo pienses más y reserva ya con NOVASOL tu casa de vacaciones en Siena. Disfruta junto a tu familia y mascotas de unas merecidas vacaciones y descubre cada uno de los rincones de esta fascinante ciudad. Si prefieres otro destino dentro del país, echa un vistazo a nuestras casas de vacaciones en Italia.