search

Alquiler vacacional en Tata

¿Por qué reservar tu alquiler vacacional en Tata? Cuando planeas un viaje con tu familia estás organizando una especie de terapia que sirva de unión y descanso para todos.

Con NOVASOL es más fácil escapar de la rutina e impregnarte de nuevas culturas. Por eso, descansa con tu familia y mascotas en nuestras casas vacacionales tras recorrer las maravillosas calles de la ciudad.

Recorre la ciudad desde tu alquiler vacacional en Tata

Conocida como "la ciudad de las aguas", Tata es una pequeña ciudad húngara situada al norte en el condado de Komárom-Esztergom. A tan solo 70km de Budapest, esta localidad muestra su encanto a través de la imagen rural propia de los pequeños pueblos de Europa Central.

El origen de su nombre se remonta al S.X. El Rey San Esteban I, fundador de la ciudad, llamaba “Tata” a su padrino, el conocido Conde Deodatus. Este mandó construir un Monasterio en la localidad.

La ciudad se encuentra situada en un valle encargado de separar los dos montes más conocidos de la zona, el Gerecse y Vértes. A su vez, Tata queda dividida por el lago Öreg-tó (Viejo Lago).

Este diferencia claramente entre el barrio moderno y el antiguo, dos lugares en los que perderte.

¿Qué ver en Tata?

Decía Miguel Ángel que la perfección está hecha de cosas pequeñas. Gracias a NOVASOL, desde tu alquiler vacacional en Tata puedes visitar una gran cantidad de rincones inolvidables. Seguro que te hacen recordar con cariño esta pequeña ciudad.

El Viejo Lago protegido por el Castillo de Tata

Öreg-tó es el corazón de la ciudad. Rodeado de profundos bosques y vegetación, este lago situado en medio de Tata se utiliza principalmente como punto de pesca. Te ofrece unas interesantes actividades para realizar en familia.

Desde paseos en barco, rutas en kayaks, hasta prácticas de surf y vela son las propuestas más aclamadas del entorno. Desde él puedes conocer el Castillo, así como numerosas esculturas.

Entre ellas, destacan la dedicada a San Juan Bautista y a Tibor Borbás, un viejo pescador de la ciudad de Tata.

A orillas de este se encuentra el Castillo de Tata.  Una edificación construida en el S.XIII como destino vacacional del rey Segismundo. Es el reclamo principal de los turistas que visitan la ciudad de Tata.

Jardín inglés

Bienvenido al primer jardín de ambientación inglesa construido en Hungría a finales del S. XVIII.

Recién restaurado, este parque te proporciona numerosos espacios de diversión al aire libre para niños además de excursiones para la familia como Tombstone Tour (Tour de la tumba).

Lago Derítő-tó

Compuesto de casas flotantes, tiendas de pesca y zona de bares, este lago es uno de los puntos imprescindibles de la ciudad.

Antiguamente se trataba de una zona de minería de carbón que provocó el deterioro del entorno natural. Por suerte, hoy es uno de los lugares más encantadores de Tata en los que puedes practicar la pesca con tu familia.

Molinos de agua

Como ya sabes, Tata es una ciudad rodeada de agua por todos lados, sin olvidarnos de sus importantes molinos de agua.

A día de hoy puedes visitar alguno de ellos, entre los que destacan Cifra Malom (abandonado) y Nepomucenus Malom, el más importante pues conforma el Museo de la Minoría alemana.

Súbete al Happy Train y explora Tata

Aprovechando la temporada de buen tiempo, desde el comienzo de la primavera hasta la llegada del otoño, puedes descubrir los entornos y lugares más característicos de Tata a bordo del Happy Train.

En este tren recorre, además de los lugares que ya conoces, algunos puntos turísticos de manera más cómoda para tu familia.

Navega por el lago subido en un barco de dragón, libera endorfinas manejando un kayak o practica deportes como el senderismo o rutas en bici en un entorno natural. Tus hijos lo pasarán en grande jugando y disfrutando de los parques de aventuras a orillas del lago.

También puedes viajar al pasado y revivir el estilo de vida del castillo en el Tatai Patara Festival. Durante tres días en el mes de mayo, se recrea un ataque bélico en el que disfrutar de espectáculos como concursos de arqueros, batallas en el lago y una procesión de antorchas.

Qué comer en Tata

La gastronomía húngara se caracteriza por la intensidad y el picante acompañado de ricos aromas. Puedes animarte a preparar algunos de sus platos en tu alquiler vacacional en Tata.

La comida más importante es la de medio día. Degusta el plato más conocido, el Gulash, una especie de guiso típico de Hungría elaborado con carne de res.

Aunque si eres más de postres, acuérdate de pedir la tarta Dobos, compuesta por capas de chocolate y recubierta de caramelo, o el pastel Rákóczi de crema de requesón con vainilla, limón y pasas.

Acércate a Budapest

A tan solo una hora en tren es posible recorrer los lugares y los monumentos más bellos de Budapest.

El Ideal City Tour es la mejor opción si quieres una visita express a la capital de Hungría. Con excursiones de unas 3 horas y en grupos reducidos, explora los jardines de la ciudad, la Ópera o edificaciones históricas como la Basílica de San Esteban.

Descubre todas nuestras ofertas de alquileres vacacionales en Hungría.