¿No sabes dónde elegir tu alquiler vacacional? Una de nuestras casas rurales en Girona es la opción perfecta para pasar las vacaciones en familia y disfrutar de los pueblos más bonitos en la Costa Brava. A continuación, te mostramos los pueblos que merecen la pena visitar durante tu alquiler vacacional en Girona. Nuestras casas cuentan con balcón y terraza, para que puedas disfrutar la brisa marina con tu alquiler cerca de la costa.

Casas rurales en Girona para ver Cadaqués  Casas rurales en Girona

Se trata de uno de los pueblos más atractivos de visitar en la costa de Girona, por muchas razones: el núcleo antiguo del pueblo, junto a sus callejuelas y sobre todo, las casas blancas, la imagen más famosa del lugar. Durante la visita, recorrer el paseo marítimo, ya sea con la luz del anochecer o del atardecer, es una experiencia que debes probar.

El patrimonio histórico y artístico del pueblo no se queda atrás, al contrario, podrás admirar edificios modernistas: la iglesia parroquial de Santa María, el barrio judío y la Casa Blaua. A pesar de contar con este estilo arquitectónico, el pueblo no pierde su esencia de aldea de pescadores, como el resto de pueblos que puedes disfrutar durante tu alquiler vacacional en la Costa Brava.

Calella de Palafrugell

Un paseo por este pueblo significa varias cosas: pasear por las casitas blancas de sus calles estrechas y admirar cómo los barcos salen del puerto, llenos de pescadores marchando a buscarse la vida. Todo esto convierte a la localidad en una novela viviente que te dejará un bonito recuerdo, gracias a alquilar una de nuestras casas rurales en Girona.

Si te gusta el senderismo, el Camino de Ronda te permitirá rodear el pueblo. Se trata de una de las mejores rutas de la Costa Brava.

Castellfollit de la Roca

Es uno de los pueblos más encantadores que ver en la Costa Brava. Se encuentra justo encima de una pared de roca a 50 metros de altura sobre el río Fluvià. La vista de tal situación ya merece una visita, pues es realmente impactante. Ya dentro del pueblo, el barrio viejo merece una visita, pues cuenta con una antigua vía romana y la iglesia de Sant Salvador.

Peratallada

Es otro pueblo muy digno de ver en Girona, que conserva la esencia medieval de antaño en cada rincón. La iglesia de San Esteban es lo más destacado del pueblo, data del siglo XIII, junto con la plaza de las Voltes. 

Tossa de Mar Casa rural en Girona

Hasta la actriz de Hollywood Ava Gardner se enamoró de este pueblo. Las murallas del castillo de Tossa protegen el casco antiguo de la ciudad, que te encantará por su estilo medieval. El pueblo está lleno de estrechos callejones con fachadas de piedra. Las playas del pueblo no se quedan atrás, tampoco sus calas, a las que no es sencillo acceder. Las aguas cristalinas y su fondo marino son tentadores para el buceo.

Pals

Otro pueblo medieval de Girona, que se conserva idéntico en la actualidad. Pasear por él es viajar atrás en el tiempo. Además, su patrimonio artístico y el artístico son muy dignos de admirar. El pueblo se considera Lugar de Interés Histórico. No puedes irte del pueblo sin visitar la Torre de las Horas, los restos de un castillo que fue destruido en la guerra civil, ahora reconvertido en un campanario gótico. La iglesia de Sant Pere, con más de 1000 años de antigüedad es también una recomendada visita.

Ver todas las regiones

Ver todas las areas

Ver todas nuestras sugerencias