República Checa
Arriving on a Saturday will increase the number of available properties

Alquiler vacacional en la República Checa

República Checa es un país que existe de 1.993, pero un país que expresa muy bien su emocionante historia a través de sus monumentos históricos. Los castillos y los palacios inundan el país y narran historias de poderosas familias e individuos cuya fama rebasó las fronteras actuales del país. Bohemia y Moravia son las dos antiguas regiones que conforman actualmente la moderna República Checa y en ambas puedes descubrir su historia a través de monumentos y edificios históricos. Visita la República Checa y llénate de su cultura y su historia. Reserva online una casas de vacaciones en la República Checa con NOVASOL y disfruta sin límite de tus próximas vacaciones.

 

 

Video inspiración República Checa

 

Información práctica sobre la República Checa

Antes de viajar a la República Checa, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta:

 

1. El idioma: El checo es el idioma oficial de este país y utiliza el alfabeto latino. También se habla eslovaco y alemán. Para los turistas, es mejor saber algo de alemán que de inglés, puesto que muy pocos checos hablan este idioma.

2. La moneda: Aunque este país se unió a la Unión Europea en el 2004, aún no han adaptado el euro como moneda y continuan de esta manera usando la corona checa (CZK), siendo el cambio 1,00 EUR = 27,01 CZK. Para cambiar dinero es mejor ir a los bancos, te saldrá más barato que en las oficinas turísticas. Ten cuidado con los timos de agentes de cambio del mercado negro que entregan billetes antiguos o divisas polacas. Las tarjetas de crédito son muy habituales en Praga y poco a poco van siendo cada vez más aceptadas en las ciudades de provincia, sobre todo en restaurantes, hoteles y grandes tiendas.

3. La religión: Un 39% es ateo, un 39%, católico, un 2% protestante y hay una comunidad de husitas e israelitas.

4. Superficie: Tiene una extensión de 78.864 km², por lo tanto es un país pequeño que se puede recorrer en coche a la perfección.

 

¿Qué visitar en la República Checa?

La República Checa se divide en 14 regiones autónomas de las cuales 5 son de Moravia y 9 del territorio de Bohemia. Cada una de ellas ofrece multitud de cosas para ver y disfrutar: una hermosa naturaleza, numerosos monumentos históricos y culturales y actividades deportivas y de ocio.

Regiones de Bohemia

Bohemia está formada por 9 regiones – Praga, Bohemia Central, Bohemia del Sur, Regiones de Plzeň, Karlovy Vary, Ústí, Liberec, Hradec Králové y Pardubice. En la mayor parte de estos territorios se encuentran terrenos montañosos y en la parte del norte se halla una llanura fecunda a lo largo del río Labe, encima de la cual se levanta la montaña Říp, una montaña con mucho significado histórico para los checos.

Praga: Praga es la capital de la República Checa y cuenta con numerosos monumentos históricos que datan desde el siglo XIII hasta la época contemporánea. Todo el casco histórico de Praga está inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1992. Se consideran los monumentos más significativos el Castillo de Praga, el Puente de Carloso el templo de San Nicolás. Lo mejor de todo, es que al no ser una ciudad muy grande, puedes recorrerlo a pie y visitarlo todo en unos pocos días.

Bohemia Central: La Región de Bohemia Central es el lugar con la mayor concentración de monumentos históricos de la República Checa. Los más visitados son sobre todo los castillos de Křivoklát y Karlštejn o el palacio de  Konopiště. Los lugares únicos son la iglesia de Santa Bárbara en Kutná Hora o los lugares de peregrinación en  Svatá Hora cerca de Příbra y Stará Boleslav. 

Bohemia del Sur: Esta región es el paraíso para los amantes de los deportes acuáticos y de la pesca debido a sus numerosos estanques y embalses, siendo el embalse Orlík el preferido para los visitantes. En esta región hay muchos monumentos de valor histórico y también zonas protegidas urbanas. El centro de la ciudad de Český Krumlov fue inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Uno de los palacios más bonitos es el de Hluboká nad Vltavou, donde se suelen celebrar las ceremonias de boda. Otro punto de interés de esta región son los pueblos labriegos que representan el estilo llamado barroco labriego. El más conocido es el pueblo de Holašovice, también inscrito en la lista de la UNESCO. 

Bohemia Occidental: Compuesta por las regiones de Karlovy Vary y Plzeň, esta última conocida por su famosa cerveza Pilsen y por la fábrica de skôda. La región de Plzeň incluye también el Parque Nacional de Šumava, lo que es la zona natural protegida más extensa del país. 

Bohemia del Norte: Compuesta por las regiones de Liberec y Ústí. En ellas es destacable los conjuntos montañosos que permiten el disfrute de deportes de invierno. En época estival es una zona muy frecuentada por los amantes de la bici de montaña.

 

Vacaciones en la República Checa: Cultura, historia y curiosidades

República Checa, un país del que la mayoría sólo conocemos la existencia de Praga, pero este país tiene muchos más lugares interesantes que merecen la pena ser visitados y que son hermosos destinos para unas perfectas vacaciones. Muchas ciudades en la República Checa (o partes de ellas) aparecen en la lista de la UNESCO del patrimonio cultural de la humanidad como por ejemplo Èesky Krumlov, en Bohemia del Sur. Muy cerca de Praga encontramos un gran número de monumentos culturales, lo que hace de esta ciudad un buen punto de partida para iniciar tus rutas de visitas culturales. Esta gran cantidad de monumentos culturales juntos, hacen de la República Checa un lugar único en el mundo, con más de 2.000 castillos y palacios perfectamente conservados que suponen una de las partes más importantes de la herencia cultural de la República Checa.

 

Las vacaciones en la tierra de heladas alturas y aguas termales

Cerca de las zonas más turísticas de la República Checa hay una casa o un apartamento de vacaciones en la República Checa de NOVASOL. La oferta turística de la República Checa es muy amplia en este interesante país. Los amantes de la naturaleza disfrutarán de los bellos paisajes con sus ciudades de roca o con las hermosas praderas del Elba y Moldava. También el país goza de numerosos spas y balnearios para la recuperación del cuerpo y la mente. Aquí el arte y la cultura se respira en cada uno de sus rincones gracias a los innumerables castillos, palacios y monasterios o ciudades históricas como Praga y Český Krumlov, lugares que no te puedes perder. Además, la República Checa está llena de tesoros fuera de los destinos turísticos más concurridos.

 

 

Casas de vacaciones en plena naturaleza

Si tu intención es inmiscuirte en la naturaleza de este país, reserva una casa de vacaciones en la República Checa cerca de los bosques o montañas , ríos y lagos entre verdes viñedos. En NOVASOL tenemos una amplia gama de casas de vacaciones en la naturaleza con hermosas vistas panorámicas. Tenemos casas de campo con vistas a los impresionantes picos nevados de las montañas, a profundos bosques verdes y pintorescos valles. Disfruta en Šumava en la frontera con Alemania o en los Montes de los Gigantes con el famoso Sněžka a lo largo de la frontera con Polonia. Disfruta de una casa de vacaciones con vistas panorámicas en la República Checa en Lipno en Šumava, el lago más grande de la República Checa.

 

Vacaciones de invierno en la República Checa

De tu casa de vacaciones a las pistas de esquí en los paisajes más bellos de invierno. Reservar una casa de vacaciones en la República Checa te permite disfrutar libremente del esquí, ya que tenemos casas de vacaciones cerca de las mejores pistas del país, como por ejemplo en los Montes de los Gigantes en Cerna Hora o Spindleruv Mlyn, o también en Jizera y en Šumava. Si buscas pasar unas vacaciones practicando deportes de invierno en la República Checa busca las casas de vacaciones que tenemos a menos de 3 kilómetros de las pistas de esquí del país.

 

Casas de vacaciones perfectas para cuidarte

Ya en el siglo XIV vio el rey Carlos IV los poderes curativos de las aguas termales en el valle del río Teplá, donde hoy se encuentra el famoso balneario de Karlovy Vary. Desde entonces los baños termales forman parte de la tradición Checa. Karlovy Vary y Marianske Lazne son los más famosos balnearios de Bohemia Occidental y reconocidos internacionalmente en el ámbito de salud y bienestar. ¿Te gustaría vivir la experincia de alojarte muy cerca de los mejores balnearios del mundo?. Alójate en una de las casas de vacaciones en la República Checa de NOVASOL y disfruta de los mejores aguas termales y tratamientos de belleza para llegar radiante en la vuelta de tus vacaciones.

 

Casas de vacaciones extra grandes en la República Checa

Estas casas de vacaciones son perfectas por ejemplo para disfrutar en grupo de un viaje a la nieve o para celebrar una fiesta con nuetros amigos o familia. En NOVASOL dispones de grandes casas de vacaciones en la República Checa muy amplias, con grandes cocinas, piscina y grandes jardines y terrazas, siempre con total privacidad. Reserva con NOVASOL tus mejores vacaciones en la República Checa.